“Ciclista a la vista…”: Recordando al “Chapín de Acero”, el inmortal Saturnino


OBITUARIO

Amafredo Castellanos

Ciudad de Guatemala, 14 jul (AGN).- En aquellos años, la radio cumplía un rol decisivo en un país como Guatemala. Su capacidad para llegar a los lugares más alejados era un hecho. También era generosa. Ofrecía información y entretenimiento a la audiencia. Así, los guatemaltecos pudieron conocer de las hazañas de sus héroes.

Uno de ellos puede ser recordado hoy, tras pasar a la inmortalidad el 14 de julio de 2013. Las nuevas generaciones lo conocen poco, pero para quienes crecimos escuchando de sus proezas es un inmortal, por la gloria que dio a la Patria. Se trata de Saturnino Rustrián Cáceres, campeón de la Vuelta a Guatemala en 1966.

Nació en San José Pinula, municipio que, como Mixco, puede ser considerado cuna de campeones.

También compitió en la Vuelta a Costa Rica, de la cual fue campeón dos veces: 1966 y 1968. Es uno de los 26 extranjeros en haber ganado esa competencia, pero es apenas uno de los dos que lo hicieron en dos ocasiones. El otro en alcanzar ese mérito es Gregorio Ladino, de Colombia.

Fue tan respetado en Costa Rica (país que se inspiró tanto en las hazañas de los ciclistas guatemaltecos y colombianos hasta alcanzar un alto nivel a partir de los años 90 y ganar varias vueltas a Guatemala), que llegó a ser bautizado con el sobrenombre de “Locomotora de Hierro”.

“Sin duda, la ‘Locomotora de Hierro’, como se le conocía a Rustrián, fue uno de los mejores ciclistas centroamericanos de la época, al lado de figuras ticas de mucho peso como el ‘Negro’ Sánchez y José Manuel Soto”, consignó en un reportaje de 2014 La Nación, el diario más influyente de Costa Rica.

El apelativo que le dio Costa Rica también parece haberse inspirado en el que Rustrián se forjó en Guatemala y que, a su vez, denota que surgió derivado del coraje que le caracterizaba y que lo elevó a la condición de héroe en el palpitante corazón de los guatemaltecos: “Chapín de Acero”.

Este mote fue reconocido para siempre y está, incluso, mencionado en su biografía en la enciclopedia gratuita por internet, Wikipedia, en la que su nombre tiene un lugar.

¿Qué tiene que ver la radio con este obituario? Porque la radio, la Voz de la Vuelta, Marco Antonio Rodríguez (QEPD) con sus inolvidables narraciones a través de Súper Radio, y héroes de la talla del “Chapín de Acero”, enseñaron a los guatemaltecos a respetar y amar a sus ídolos y su legado de coraje, nacionalismo y honor.

“Ciclista a la vista…. sí, sí, sí…. es Saturnino….”



Fuente

También te puede Interesar

También te puede interesar